luces-autopista
Luz diurna para reducir los accidentes
junio 19, 2017
retro
Retrovisores: ¿los tienes bien colocados?
junio 30, 2017
olores-coche

Si tenemos en cuenta la cantidad de horas que se pasan de media en el interior del coche no resulta extraño que el olor a «coche nuevo» tan solo permanezca durante los primeros meses.

El tabaco, las comidas y bebidas (sobre todo si se viaja con niños), restos de vómito o sustancias de todo tipo que se puedan derramar, o el transporte de objetos, pueden llegar a formar un conglomerado de aromas muy desagradable, y del que no resulta fácil desprenderse. Para prevenir, lo mejor es evitar consumir comida en el coche, sobre todo en el caso de las bebidas, que puedan derramarse provocando manchas difíciles de eliminar. Otro tanto con comida que se pueda derretir, como chocolate, golosinas, helados o chicles. Si manchan, espera a que sequen sobre tapicería o salpicadero para limpiarlas y usa un cepillo suave que evite daños o decoloraciones en los tejidos de los asientos.

Si este es tu caso, lo primero que hay que hacer es identificar de dónde proviene el olor. Hay que comprobar si existe algún resto de comida o bebida y retirarlo, ya que de lo contrario, por mucho que ventilemos el coche, el olor no desaparecerá.

Aunque a simple vista no se aprecie nada que esté generando el mal olor, una primera medida es la de aspirar el interior. De esta manera podrás eliminar todos los restos que haya en el coche, desde migas hasta polvo o tierra acumulada, incluso pelos de perro o gato que se hayan incrustado en la tapicería. Si el olor está impregnado en alguno de los elementos lavables del coche, eliminarás el olor con esta técnica. Aunque el amoniaco tiene un olor desagradable en un primer momento, si lo utilizas como producto de limpieza, disuelto en agua, el resultado será sorprendente. No solo desaparecerá el mal olor; además la tapicería, el techo y las alfombrillas recuperarán su aspecto original. Una vez que has limpiado todos los elementos tapizados es importante que se sequen a la perfección mientras se ventila el coche.

Bicarbonato

Otro truco bastante eficaz para eliminar el olor a comida del coche es espolvorear bicarbonato de sodio. Puedes hacerlo sobre alfombras y sobre los asientos una vez que los hayas aspirado. El bicarbonato de sodio ayuda en estos casos ya que aunque no tiene olor, cuenta con propiedades tanto para neutralizar como para regular el pH de las sustancias. Y esto ayuda a eliminar los malos olores.

El café tiene un efecto más o menos parecido al del bicarbonato de sodio. También resulta eficaz para eliminar el olor a comida ya que es capaz de neutralizar el olor que desprenden los alimentos. Pero a diferencia del bicarbonato, el café impregnará el coche con su fragancia. Así que, si te gusta el olor a café, esta es una buena opción para ti.

Alta temperatura

Otro truco para eliminar el olor a comida del coche es hacer que este se evapore. Muchas veces el olor queda impregnado en materiales como asientos de tela. Pero si logras que el vehículo alcance una temperatura elevada en su interior, puedes hacer que el olor desaparezca a través de la evaporación. Si estás en una temporada de frío, puedes conseguir este efecto al cerrar todas las puertas del coche y subir las ventanillas para luego accionar la calefacción. Pero sen verano, por ejemplo, puedes conseguir el mismo efecto con tan solo dejar el coche completamente cerrado al sol durante algunas horas. Posteriormente solo deberás abrir las puertas y dejar que el olor evaporado salga.

No uses ambientador

Es normal pensar que cuando el coche huele a comida, la mejor opción es utilizar un ambientador. En realidad este tipo de productos solo intentan disfrazar el olor del coche, pero no tienen éxito a largo plazo. El ambientador se podrá usar pero después de haber eliminado la fragancia molesta, una vez que el coche está limpio y desodorizado.

Fuente: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *