Las temperaturas bajo cero o las nevadas pueden aumentar las posibilidades de que el coche sufra una avería, impidiendo que circulemos con normalidad o incluso, nos veamos obligados a interrumpir nuestro viaje.

Las baterías, los neumáticos, los líquidos y el aceite son algunos de los componentes que requieren atención y mantenimiento para que las bajas temperaturas no afecten al vehículo.

Es necesario revisar el nivel del líquido refrigerante/anticongelante, pues estamos ante uno de los fluidos más importantes en esta época. Consigue mantener la temperatura óptima de funcionamiento del motor y es recomendable sustituirlo una vez alcanzados los kilómetros marcados por el fabricante del vehículo. Además de conocer el estado del líquido, también se aconseja estar pendiente del nivel del aceite. El contenido del depósito limpiaparabrisas congela a 0ºC si es agua o a desde -5ºC si se trata de líquido específico, mezclado o no con agua. Desde 0ºC se forma además hielo en cristales y escobillas de limpiaparabrisas que, ojo, pueden terminar pegadas al cristal.

Bombines y cerraduras también pueden congelarse, mientras que el aceite de motor tipo 20W-xx se vuelve más viscoso a partir de -10ºC/-15ºC, perdiendo propiedades lubricantes. No así los clasificados como 10W o menos, que mantienen la viscosidad inalterada hasta -40ºC (el 0W-xx). Afortunadamente, el líquido de frenos no congela hasta -80ºC/-90ºC. También conviene saber que el diésel se puede llegar a congelar si la temperatura desciende de los 10 grados bajo cero. Para evitar esta congelación se pueden añadir aditivos al combustible.

Además, los vehículos aparcados al aire libre sufren más que los que están guardados en garajes. De hecho, se aconseja contar con un rascador o rasqueta en el interior del vehículo para eliminar el hielo producido durante la noche. Igualmente, se recomienda encender el motor, activar la calefacción y dirigir los aireadores hacia el parabrisas para reducir levemente la capa de hielo, evitando dañar al parabrisas.

Fuente: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *