Los espejos retrovisores no han cambiado demasiado desde la llegada del automóvil, aunque en los últimos años han empezado a integrarse en sistemas de cámaras y pantallas que, además de ocupar menos espacio, mejoran la visibilidad y reducen los ángulos muertos.

noticia_espejo-retrovisor-electrico-camara-angulo-muerto-105139-561f98b2d7c13

Este retrovisor electrónico de Ficosa, conocido como ‘Camera Monitor System’, no es más que lo que ya hemos podido ver instalado, que no fabricado en serie, en algunos de los concept y prototipos que han ido apareciendo en los últimos salones internacionales del automóvil. Coches que dejan de incorporar los abultados retrovisores con cristal y carcasa actuales, para dejar paso a dos diminutas cámaras de gran angular y una resolución de 1,3 megapíxeles que reflejan los laterales del automóvil en las pantallas que hay dentro del habitáculo.

En realidad, este retrovisor electrónico utiliza la base de las cámaras traseras de ayuda al aparcamiento, por lo que es más una adaptación a una nueva funcionalidad.

Según Ficosa, este prototipo es la cuarta generación del ‘Camera Monitor System’, muy cercano a la producción en serie y con varios clientes del mundo del automóvil interesados en incorporar esta tecnología a sus coches.

El reducido tamaño del sistema beneficia a la aerodinámica del coche, lo que permite una reducción del ruido percibido y del consumo de combustible.

Lo captado por estas cámaras también permitiría dar información a los Sistema de Ayuda a Conducción instalados en el coche, como el tráfico de la vía por la que circulamos o la detección de obstáculos en los laterales del vehículo; esto último, suplido en la mayoría de los casos por sensores con alerta sonora.

En los últimos meses han ido surgiendo otros dispositivos de este tipo, como los espejos retrovisores interiores inteligentes o interactivos, el primero, mostrando lo captado por una cámara trasera (un sistema similar al anteriormente mencionado) y, el segundo, capaz de proporcionar la información de la consola central en una zona del cristal, así como alertas del tráfico e instrucciones de navegación.

Fuente: Rubén Leal. Autopista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *