Las ciudades con impuesto de circulación más caro y más barato

Todos los años, la asociación de Automovilistas Europeos Asociados -AEA- analiza diversos aspectos relacionados con los vehículos, incluyendo el impuesto de circulación -o impuesto de vehículos de tracción mecánica-. Esta tasa es anual, y su vigencia se remonta a más de 20 años atrás. Sin embargo, el que sea un impuesto municipal significa que, dentro de ciertos límites, cada ayuntamiento tiene potestad para fijar el precio que más crea conveniente, lo que redunda en unas diferencias notables de su tarifa entre unas poblaciones y otras.

De este modo, y generando anualmente unos beneficios para los distintos consistorios de más de 2.000 millones de euros, el impuesto de circulación para un vehículo medio -cuya potencia fiscal estimada es de 11 CV- más económico se encuentra en Melilla, en donde éste pagaría una tasa anual de 17,04 euros. Por el contrario, el ´numerito del coche´ -como se le conoce popularmente- más caro está en San Sebastián, con un precio anual de 83,68 euros. En Madrid, por su parte, el importe es de 59 euros.

En cualquier caso, después de San Sebastián se sitúan, en el ranking de las más caras y con la misma tarifa, Huelva, Palma de Mallorca, Teruel, Tarragona, Valladolid, Ciudad Real, Granada y Lleida. Además, si nos fijamos en el mismo impuesto pero relacionado con las motocicletas, los importes también son diversos.

Así, una motocicleta con un motor de 600 cc pagaría en Melilla 15,15 euros cada año, precio que en San Sebastián alcanza los 74,74 euros. Por último, hay que tener en cuenta que este impuesto ha de pagarse en el municipio en el que esté registrado el permiso de circulación, por lo que no admite desplazamientos para ahorrar un poco de dinero.

Fuente: Autofácil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *