¿Qué sistema repara pinchazos debería llevar tu coche?

Por Ley, todos los vehículos están obligados a llevar algún tipo de sistema que les permita continuar circulando en caso de pinchazo, al menos, hasta un lugar seguro. Básicamente, hay tres formas de conseguirlo -rueda de repuesto, kit reparapinchazos y neumáticos Run Flat- pero, ¿cuál es la mejor? ¿Se puede optar por otro diferente al que lleve el coche de serie?

La Ley de Murphy es así: puede que a lo largo de tu vida hayas recorrido más de medio millón de kilómetros y que jamás hayas pinchado. Pero, de pronto, en una gélida noche de invierno circulas por una carretera ‘casi olvidada’ de Soria y… psssshhhhhh. ¡Has pinchado! Estás a 70 km del primer núcleo urbano donde hay un taller, aunque de poco te servirá, porque es sábado y no abre hasta el lunes. En una situación como ésta, lo ideal es que tu coche lleve una rueda de repuesto normal. También podrás continuar, hasta un máximo de 200 km y sin pasar de 80 km/h, si llevas un neumático Run Flat o una rueda de emergencia. Pero, si lo que tienes es un kit reparapinchazos, la cosa ya no es tan sencilla: ¿sabes utilizarlo correctamente? ¿Será el pinchazo demasiado grande como para repararlo? ¿Tienes un kit adecuado?
Por eso, y para evitar que tu coche te arruine las vacaciones, te contamos qué dispositivos existen para estos casos, los pros y los contras de cada uno… y cómo sacarles el mayor provecho.

¿QUÉ SISTEMAS EXISTEN?

segund

Rueda de repuesto

NORMAL

QUÉ ES. Se trata de una rueda de repuesto normal, con unas medidas idénticas a las de los cuatro neumáticos que ‘calza’ el coche. En algunas ocasiones, la medida no es exactamente igual, pero sí suele corresponder a una equivalente -por ejemplo, si tu coche lleva una llanta de 17″ con neumáticos de perfil bajo, la de repuesto puede ser de 16″ con un perfil más alto-. También suelen utilizar llantas de chapa.
LO BUENO.Permite continuar la marcha con total normalidad. Es la mejor alternativa si sufres un pinchazo grande, un reventón, se raja una rueda…
LO MALO. Ocupa más espacio, por lo que suele restar capacidad al maletero -unos 40 l- salvo que vaya colocada fuera -bajo el coche o en el portón del maletero, como en algunos 4×4-.
PRECIO. Su coste se sitúa entre 50 y 75 euros de media.
VALORACIÓN. ***** La solución ideal

DE “GALLETA”

QUÉ ES. Se trata de una rueda de repuesto de un tamaño inferior al de los otros cuatro neumáticos del coche -normalmente, tienen una anchura de 135 mm-. Ojo, hay una segunda variante en la que, para ocupar menos espacio, esta rueda viene desinflada -e incluye un compresor para inflarla-.
LO BUENO. Ocupa menos espacio que la rueda de repuesto de tamaño normal -es mucho más estrecha -.
LO MALO. No debes superar los 80 km/h, y notarás que la estabilidad del coche empeora. En muchos casos, el hueco del maletero donde va alojada tiene espacio para una rueda de este tamaño pero no para una de medida normal como la que has pinchado, por lo que esta última no suele caber -y te obligará a llevarla en el maletero, por ej.-.
PRECIO. Si no es de serie, su coste ronda los 50 euros de media.
VALORACIÓN. *** Solo para emergencias.

Neumáticos

RUN FLAT

QUÉ ES. Los flancos laterales de estos neumáticos están es

pecialmente reforzados para soportar el peso del vehículo sin deformarse. Así, en caso de pinchazo permiten circular, de media, hasta unos 200 km sin superar los 80 km/h.
LO BUENO. Puedes continuar el viaje aunque hayas pinchado. No obliga a llevar ningún otro sistema para reparar el pinchazo. El riesgo de reventón es casi inexistente.
LO MALO. Obliga a llevar un sensor de presión -si los neumáticos Run Flat son de serie, vienen incluidos; si no, rondan los 200e, y avisan a través del ordenador de a bordo-, restan comodidad a la suspensión y son en torno a un 30% más caros -ver ´precio´-. Además, sus pinchazos normalmente no se reparan, por lo que obligan a cambiar la rueda por una nueva -y, si está a medio uso, también se tiene que sustituir el otro neumático de ese eje para evitar un mal comportamiento del vehículo, desgastes irregulares…-.
PRECIO. Un Michelin Primacy HP ‘normal’ -205/55-16- vale, de media, 113e; si es Run Flat, sale por 154€ de media. VALORACIÓN. ** Sale demasiado caro

ANTIPINCHAZOS

QUÉ ES. Neumático comercializado por Continental y Pirelli -denominados ContiSeal y Seal Inside- que, en su cara interior, cuenta con un material que, al pinchar, tapona automáticamente la salida de aire.LO BUENO. Puedes prescindir del kit y de la rueda de repuesto y, a diferencia del Run Flat, no afecta negativamente a la comodidad. LO MALO. Sólo lo ofrecen estas dos marcas y para medidas de más de 16″ -valen para cualquier coche, si coincide la medida-. No es efectivo si el neumático se raja.PRECIO. Un 30% aprox. más caro que un neumático equivalente normal. VALORACIÓN. *** Sistema bastante eficaz.

Kit reparapinchazos

MANUAL

QUÉ ES. Está formado por un líquido viscoso, las herramientas necesarias para introducir ese líquido en el interior de la rueda -un tubo y una llave para desmontar la válvula- y un compresor de aire para inflar después la rueda.
LO BUENO. El kit es muy barato y ocupa poco espacio.
LO MALO. Es difícil de utilizar y resulta poco eficaz. Conviene ir al taller a reparar el neumático tan pronto como sea posible. Es de un sólo uso.
PRECIO. 10 euros.
VALORACIÓN. * Es el kit más cocnocido, pero poco eficaz.

AUTOMÁTICO

QUÉ ES. Es igual que el kit manual pero, en este caso, el compresor está preparado para acoplar en él el bote de líquido viscoso e introducirlo automáticamente a la vez que mete aire en el interior del neumático.
LO BUENO.
Es más cómodo y eficaz que el kit manual, y ocupa lo mismo.
LO MALO. Sólo es válido con pinchazos muy pequeños -no más de 3 mm de diámetro aproximadamente-. Es bastante caro, y conviene reparar el pinchazo en un taller. Sólo se puede emplear una vez.
PRECIO. Entre 60 y 120 euros.
VALORACIÓN.
** El que llevan más coches, solo sirve para pinchazos pequeños.

DE MECHA

QUÉ ES. Se trata de un kit reparapinchazos que emplea una tira de caucho -conocida como mecha o macarrón- que se introduce por el pinchazo con una especie de punzón, después de impregnar el agujero con una especie de cola específica -en algunos kits, la mecha ya va impregnada en esa cola-. Así, la salida de aire queda taponada.
LO BUENO. Es barato, ocupa muy poco espacio y es bastante eficaz, por lo que normalmente no es necesario tener que reparar el pinchazo en un taller -salvo que aprecies alguna pérdida de presión-.
LO MALO. Requiere cierta maña y un poco de fuerza. No es válido si el neumático está rajado.
Precio Uno con ocho mechas cuesta desde 12€ -sin compresor para inflar la rueda; un compresor aparte cuesta desde 20€-.
VALORACIÓN. **** Es complejo, pero muy eficaz.

Fuente: Autofácil. M. TINEO
Fotos: LUIKE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *