Revisa la batería de tu coche antes de salir de viaje esta Semana Santa

La Semana Santa es uno de los períodos en los que se registra más movimiento de coches por las carreteras españolas. Y también cuando se producen más averías. Más de un tercio de las asistencias en carretera se producen por fallo eléctrico, principalmente en la batería (+36,1%), un 33,5% por avería mecánica y un 12,6% por problemas con los neumáticos.

Son datos correspondientes a 2015 recogidos por Autoclub Mutua, en un informe en el que se refleja que el resto de incidencias tuvieron su origen en accidentes (7,8%) y por otros percances como error de combustible (1%).

Del total de asistencias registradas por la compañía (800.000 en 2015), un 90% se produjeron por avería en el vehículo y sólo un 7,8% fueron ocasionadas por un accidente. En concreto, en el apartado de averías mecánicas se insertan incidencias en el sistema de refrigeración (radiador, manguitos, bomba de agua), en el sistema de alimentación (bomba combustible, inyección, etc) o relacionadas con el cambio de marcha, el sistema de frenos, los amortiguadores o la pérdida de aceite.

Los datos de Autoclub Mutua revelan que en Semana Santa se incrementan significativamente las asistencias en carretera, mientras que descienden en los núcleos urbanos. En Semana Santa, se incrementa el riesgo de sufrir una avería en carretera. Los servicios, además, son mucho más complejos, porque normalmente se dan en carretera y hay que movilizar recursos «para atender tanto al vehículo como a los ocupantes del mismo», según explican desde la compañía aseguradora. El lunes de Pascua, en particular, es el día con más actividad.

Consejos para prevenir accidentes

•Realice una correcta revisión y mantenimiento del vehículo, especialmente en periodos de temperaturas extremas en las que se incrementan las averías y, con ellas, la necesidad de asistencias.

•Prepare correctamente el itinerario: especialmente cuando vaya a emprender excursiones y trayectos cortos.

•No inicie un viaje si no ha descansado lo suficiente, ya que sus reflejos y su capacidad de reacción no estarán como en condiciones normales.

•Evite las rectificaciones de trayectorias tardías e imprudencias por miedo a equivocarse de camino. Siga hasta el próximo cambio de sentido, aunque no sepa si está cerca o lejos.

•No se ponga hora fija de llegada al destino, ya que si ve que no la va a poder cumplir, tenderá a ir con prisa, lo que le llevará a incrementar la velocidad y a realizar más adelantamientos.

•No conduzca bajo los efectos del alcohol ni de cualquier otra sustancia indebida, ni siquiera en desplazamientos cortos y conocidos.

Fuente: ABC Motor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *