¿Sabes cómo arreglar arañazos leves en tu coche?

Captura de pantalla 2016-03-06 a las 17.20.56
¿Sabes poner la cadenas del coche?
marzo 6, 2016
Captura de pantalla 2016-03-17 a las 23.29.22
Revisa la batería de tu coche antes de salir de viaje esta Semana Santa
marzo 17, 2016
Captura de pantalla 2016-03-15 a las 23.10.58

Arañazos leves, raspones y rozaduras desmerecen nuestro coche a nada que nos fijemos y, por desgracia, en ocasiones «surgen» al segundo día de estrenarlo.

Sin embargo, hay soluciones más o menos caseras para repararlos sin necesidad de recurrir a talleres, seguros y partes. Eso sí, deben ser daños bastante superficiales, pues de lo contrario exigen habilidad y oficio para asegurar un trabajo bien hecho que no desmerezca y termine dejando el «roto peor que el descosido». En casos así, mejor acudir a manos profesionales.

En conjunto, podemos definir un arañazo como leve si solo afecta albarniz o la laca sin afectar a la pintura. Son comunes por el uso habitual del vehículo, al acercarnos a las manecillas con anillos y pulseras en las manos, con las llaves… También los producen ramas y salpicaduras de la vía, como la gravilla. En ocasiones, una buena limpieza (bien ejabonada y con agua tibia), sin exposición solar, seguida de un secado eficaz y de un pulido y/o encerado pueden camuflarlo.

También hay kits de reparación de arañazos que venden los propios fabricantes en sus servicios postventa y talleres oficiales. Suelen comprender botes con un pincel aplicador de pintura y laca. También los hay en comercios especializados con los mismos códigos de tono de nuestro vehículo, aunque hay que tener claro quecuantos más años tenga éste más difícil será igualar tonalidades.

Todo bien limpio… y seco

Para aplicar uno de estos kits hay que limpiar y secar a concienciala zona que vamos a tratar, nunca al sol. También es buena ideadelimitar la zona a tratar con cinta de carrocero.

Seguiremos las instrucciones del producto al pie de la letra, aplicando una primera capa de pintura y dejando secar para después proceder con la laca.

Una vez seco todo ello, puliremos la zona con una bayeta de microfibra y aplicaremos pulimento específico hasta eliminar restos de suciedad dejándolo todo igualado.

Como remedio todavía más sencillo, hay un tipo de rotulador que permite disimular pequeños arañazos. Su aplicación es similar, pues requieren dejar la zona perfectamente limpia antes de pasarlos. De nuevo, no duran para siempre, pero por su facilidad de uso permiten repetir su utilización.

Las propuestas de Citroën y Kia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *