Borg & Beck ha lanzado al mercado un sistema antirrobo especialmente indicado para catalizadores. Según la propia marca, el robo de catalizadores ha aumentado un 50% en los últimos años, convirtiéndose en una de las piezas de coche más sustraídas.

antirrobo_catalizadores

Este antirrobo se incorpora a su catálogo de dispositivos Catloc y protege a los catalizadores de dos maneras, bien asegurando la pieza conectándola al vehículo, bien protegiendo su área más vulnerable, impidiendo el fácil acceso. La posibilidad de robo de este componente aumenta en los vehículos con mayor altura al suelo.

 

¿Para qué sirve el catalizador?

Este dispositivo produce modificaciones químicas en los gases de escape de los automóviles antes de liberarlos a la atmósfera. Estas modificaciones tienen como fin reducir la proporción de algunos gases nocivos –principalmente, monóxido de carbono, hidrocarburos y óxidos de nitrógeno– que se forman en el proceso de combustión.

¿Qué pasa si te roban el catalizador?

En el aspecto mecánico, el robo del catalizador no debe causar ningún daño a tu vehículo más que el propio de los desperfectos, ya que el motor no pierde rendimiento por no llevar catalizador. De hecho, hasta hace poco había quien al viajar con su coche a África, desinstalaba el catalizador del mismo para que este no se dañara por el combustible de estos países, de una calidad sensiblemente inferior al que se suministra en Europa.

En nuestro país, el grupo First Line tiene la distribución en exclusiva de la gama Catloc para el sector de recambios para el motor, que actualmente consta de 20 referencias. Según destaca el propio fabricante, todos los componentes de este catálogo tienen una garantía de 12 meses y sólo requieren unos minutos para su instalación.

Fuente: Autoofácil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *