El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado en el Senado las líneas generales de la política que llevará su ministerio. Y en lo referente a la Dirección General de Tráfico, ha anunciado dos medidas fundamentales: revisar el carné por puntos, que lleva ya alrededor de 12 años implantado; y rebajar a 90km/h la velocidad en todas las carreteras secundarias.

Marlaska ha explicado que “se trata de igualar la velocidad máxima en estas vías con la establecida en otros países de nuestro entorno”. Actualmente, esta se encuentra, en carreteras secundarias, en 90 o 100, dependiendo de si son vías con arcén de más de 1,5 metros de ancho o no.

En concreto, la reducción de 100 a 90 km/h solo afectaría a unos 7.000 kilómetros de los 165.000 kilómetros que conforman la red de carreteras en España.

Anteriormente, los predecesores a Pérez Navarro también buscaron que esta medida entrase en vigor. Sin embargo, el bloqueo del Gobierno que legislaba el país por aquel entonces, hizo que no fuese posible.

Según ha explicado, “hace cuatro años que está subiendo la cifra de víctimas en carretera”, hasta que el año pasado se llegó a más de 1.800 muertos y más de 9.000 heridos. La mayor parte de las víctimas sufrieron accidentes en carreteras secundarias, lo que ha motivado la propuesta de esta rebaja de velocidad mediante modificaciones puntuales de la Ley de Tráfico.

Fuente: El Mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *