Parece que los triángulos de señalización que todos estamos obligados a llevar el coche y a usar cuando detenemos  nuestro vehículo en carretera por avería van a desaparecer y a ser sustituidos por otro sistema más cómodo, efectivo y moderno.

Los dispositivos reflectantes habituales dejarán de utilizarse a favor de otro sistema luminoso que se colocará sobre el vehículo. Esto reducirá el riesgo de que los conductores u otros ocupantes del coche permanezcan en la calzada para colocar los triángulos y puedan sufrir un atropello o provocar un accidente.

El nuevo sistema recuerda a las sirenas de emergencia de los coches de policía que tantas veces hemos visto en las películas. Tendrá una amplia visibilidad a distancia y una batería de 5 horas de duración, pudiendo utilizarse también como linterna en  caso necesario.

La implantación de este sistema, que convivirá durante un tiempo con los triángulos que utilizamos ahora, no se producirás hasta el año 2024. Si quieres más información sobre ello puedes leerla aquí.

 

Fuente: El País

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *