Muchos conductores europeos desconocen los importantes beneficios para la salud y la seguridad que ofrece el uso correcto del sistema de aire acondicionado de su vehículo. Y es que este sistema va más allá de refrescar el habitáculo del coche cuando llega el calor. Te contamos algunas curiosidades y consejos que seguro que te vienen bien de cara al verano.

Hay estudios que aseguran que las temperaturas ambientes por encima de los 22 grados pueden causar somnolencia y reducir la atención de los conductores. Sin embargo el 49 por ciento de los conductores europeos no enciende el aire acondicionado hasta que la temperatura no alcanza los 28 grados. A 27 grados, la velocidad de reacción de un conductor es un 22% más lenta que a 21 grados.
Los sistemas de aire acondicionado del coche filtran hasta un 88% del polen y otros alérgenos presentes en el aire exterior. Por tanto, encender el aire acondicionado ayuda a prevenir los estornudos y dolores de cabeza. Es de vital importancia mantener limpios los filtros de aire.
El mantenimiento preventivo es la mejor manera de evitar sorpresas desagradables y costosas. El principal motivo de fallo en el aire acondicionado es la pérdida de gas refrigerante. Sería conveniente realizar una revisión cada dos años. Pero además, puede causar otras averías y perjudicar la salud del conductor: pérdida de aceite, daños en el compresor, malos olores y picor de ojos, empañamiento de los cristales o un fallo general del sistema de climatización.
Está comprobado que el cuidado y el mantenimiento del aire acondicionado influye en el consumo del vehículo. Cuando el sistema de climatización no funciona correctamente, el compresor tiene que trabajar más tiempo para mantener la temperatura interior constante, lo que se traduce en un consumo “extra” de combustible que suele estar entre un 5 y un 10 por ciento más.
Uno de cada cinco europeos (19%) afirma que prefiere conducir con la ventana abierta cuando la circulación es lenta y cuando no conducen por autopistas. Sin embargo, el aire acondicionado del coche puede reducir el número total de microorganismos un 81,7 por ciento, el número de esporas de moho un 83,3 por ciento, y el número de partículas un 87,8 por ciento. En definitiva, poner el aire acondicionado es más saludable que bajar la ventanilla.
Fuente: Autopista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *