¿Crees que te han puesto una multa pero no has recibido la notificación? Ahora hay una forma de averiguarlo.

Lo habitual es que la multa nos llegue a casa por correo pero ésta puede haberse perdido, quizá por un cambio de dirección no notificado, por ejemplo. Esperar a que la multa llegue no es la solución si no queremos enfrentarnos a una sanción aún mayor, puesto que así se agotará el periodo voluntario de pago, en el que pagar la multa sale más barato o, incluso, la posibilidad de reclamarla si el conductor cree que no se la deberían haber puesto.

Todas las multas se recogen en el Tablón Edictal de Sanciones, también llamado TESTRA. Sólo es necesaria la matrícula del vehículo, el DNI o los apellidos para averiguar si tenemos pendiente alguna sanción. No es necesario un certificado digital para acceder a esta información.

Para las personas que no quieran que este tipo de información sea pública, se puede notificar para que así sea. Y, además, ya existe la posibilidad de que las multas nos sean notificadas de forma electrónica y no por escrito como hasta ahora. Es un servicio gratuito llamado Dirección Electrónica Vial.

Si quieres saber más sobre ello, puedes leer el artículo de El País Motor aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *